Home » Artículos » Karma y Dharma la Rueda que simboliza el ciclo de la vida

Karma y Dharma la Rueda que simboliza el ciclo de la vida

Darma y karma; La rueda de la vida o “samsara”, conectada al concepto de karma, simboliza el ciclo de la vida que incluye nacimiento, vida y muerte. El ciclo, como la rueda, no tiene principio ni fin, y por lo tanto después de la muerte hay otro nacimiento y una nueva vida – una y otra vez. Esto es lo que llamamos reencarnación. Esto es lo mismo tanto en Hinduismo como en Budismo.

Karma es una palabra en sánscrito que se puede traducir como acción o hecho, Karma es una energía trascendente que nace de los actos de las personas, de forma que cada una de las reencarnaciones de las personas estaría condicionada por los actos de vidas anteriores hasta conseguir la perfección. Nuestras acciones físicas, mentales y verbales son causas y nuestras experiencias sus efectos.

No hay dos personas con los mismos estados mentales, apariencia física y experiencias ya que nadie ha hecho las mismas acciones que otra persona en vidas pasadas. Cada persona tiene su propio karma individual que puede ser revertido con el Dharma, que no es más que tu objetivo en la vida, aquello que has venido a aportar al mundo desde tu pasión. La forma en que actúes a lo largo de la vida definirá tu karma en el presente, en el futuro y en las nuevas vidas. Cada acción tuya deja huellas en tu mente de una forma tan sutil que después da lugar a ciertos resultados.

Si realizas buenas acciones recibirás buenas experiencias y felicidad mientras que si cometes malas acciones recibirás lo opuesto. Para el universo no existe la muerte ni el tiempo y las leyes del karma dicen que tarde o temprano pagarás por lo que has echo, sea en esta o en próximas vidas.

Debes tener en cuenta que además del karma individual, existe el karma familiar, el regional, el nacional, el mundial y otros. Cada vez que vuelves a nacer se te presenta la oportunidad de aprender lecciones y superar obstáculos.

Cómo mejorar tu karma

Acciones bondadosas (actuando de acuerdo al dharma)
Prácticas espirituales, meditación, oración, yoga

Pequeñas acciones para mejorar tu karma son:

  • Sonríe, ayuda a otras personas, practica el voluntariado
  • Haz las cosas bien, aunque nadie más lo sepa
  • Habla con todas las personas que puedas, incluso de otras generaciones
  • Escucha a los demás, practica la escucha activa
  • Brinda cumplidos a los demás, ama a los demás
  • Respeta a los demás, utiliza el sentido del humor
  • Responsabilízate de tus propios problemas
  • Perdónate a ti mismo y a los demás. No los juzgues
  • Piensa y habla en positivo. Visualiza en positivo
  • Abre tu consciencia, cultiva tu cuerpo y tu mente
  • Deja de lado tus miedos, aprende de todo

El karma se asocia con la reencarnación ya que una sola vida no suele ser suficiente para recibir los efectos de las acciones realizadas, independientemente de que sean buenas o malas. Y el ser humano en general no tiene una elevada conciencia, por el contrario está sumergido en las profundidades de la maldad, llámese también envidia, rencor, rabia, abaricia, envidia, posesión y un largo etc. Recuerda que tu karma depende de tus actos, de tus pensamientos y de tus palabras. Para conseguir un buen karma, se necesita vivir de acorde al dharma, bajo las enseñanzas espirituales más elevadas y actuando de forma correcta.

¿Qué es el Dharma?

Dharma es una palabra con origen sánscrito que quiere decir Ley Religiosa, Religión o Conducta Piadosa Correcta.
Dharma es también próposito o intención de algo. El dharma es aquello que protege o guarda el bienestar colectivo e individual.
Dharma, en el budismo, son las enseñanzas de Buda, una especie de rueda que va girando y yendo de un sitio a otro en función de las condiciones e inclinaciones del karma de sus habitantes.

¿Cómo se gana Dharma?

Para lograr un ‘buen karma’ es necesario vivir de acuerdo al dharma, es decir, actuando correctamente y siguiendo las enseñanzas espirituales más elevadas. Toda acción que beneficie al individuo, a quienes lo rodean y a la humanidad en general, es considerado dharma y generará buen karma. El dharma tiene el poder de balancear y borrar el mal karma acumulado, y en ese sentido afecta nuestro futuro inmediato al igual que próximas vidas.

Es la ley cósmica y orden.

La rueda de la vida, que no tiene ni principio ni final, con que se relaciona simboliza el ciclo de la vida en el que está el nacimiento, la vida y la muerte.
Tras la muerte, hay un nuevo nacimiento y una nueva vida que lleva a la muerte nuevamente y así una y otra vez
En el hinduismo, son las conductas de acuerdo al rita.

Se incluyen derechos, deberes, conducta, leyes, virtudes y forma recta de vivir. Consiste en la ley universal de la naturaleza la cual está en cada individuo y en todo el universo. Se interpreta como un deber superior, virtud o buena acción. Las reglas para cultivar el dharma según el hinduismo son la paciencia, el perdón, el control de mente y cuerpo, la lógica, la honestidad, la verdad, la santidad, el control de los sentidos, el conocimiento y la falta de rabia.
En ambos casos, se relaciona con el karma y la ley de causa y efecto.

En el sijismo, es el camino de la justicia. En el jainismo, son las enseñanzas de los yinas y el cuerpo de la doctrina relacionada con la transformación moral y purificación de las personas. Dharma es una de las 7 categorías de la dravia. El camino del Dharma implica la honestidad, la verdad, la pureza, la compasión y la austeridad; mientras que los vicios contra el Dharma son la promiscuidad, el orgullo y la violencia física. Sigue el camino del Dharma y aprende de él.

Las consecuencias del Karma y del Dharma

La principal ley del Karma y del Dharma es que cualquier acto, sea bueno o malo, tiene su consecuencia, por lo que las consecuencias del karma y del dharma dependerán de tus propios actos. La ley del karma no es de venganza ni de castigo, sino de compensación de acuerdo a las leyes del universo.
Tenemos Karma positivo y karma negativo. Las malas acciones se pagan con dolor. Todos los actos tienen consecuencias. Si haces el bien y sigues el dharma conseguirás cosas buenas y compensarás las malas, pero has de hacerlo en todo momento y no solo por mejorar el karma o cuando alguien te ve.

Tienes que hacerlo incondicionalmente, tiene que ser un acto puro y noble, que viene desde tu corazón. Por tanto, desgracias o situaciones afortunadas en tu vida se deberán a tus hechos en esta vida o en otra anterior. Recuerda que no solo debes obrar bien, sino que también has de pensar bien.

Comentarios

comments

About admin

%d bloggers like this: