Home » Reiki » Reiki para bebés la magia de sus beneficios

Reiki para bebés la magia de sus beneficios

El beneficio de Reiki en los bebés puede comenzar desde el vientre materno. Puedes leer nuestro artículo sobre el Reiki durante el embarazo. Aquí.  Reiki favorece su energía luminosa, los nutre, los protege y sobre todo, les permite una comunicación fluida y constante. Reiki ayuda a la madre a aliviar enormemente los síntomas fuertes del proceso de embarazo y al bebé lo beneficia reduciendo síntomas posteriores al parto.

El Reiki es una técnica terapéutica milenaria sin efectos secundarios ni contraindicaciones que actúa sobre el sistema energético de cada persona. La palabra Reiki proviene del japonés y significa energía vital universal, y es una forma de medicina alternativa que desarrolló el doctor japonés Mikao Usui. El terapeuta de Reiki utiliza las manos para captar la energía exterior y canalizarla hacia otras personas que la perciben como sensación de hormigueo, calor o frío. Se emplea para tratar enfermedades o alteraciones emocionales.  Más detalles en nuestro artículo ¿Qué es Reiki?, más detalles aquí.

El Reiki no es un sustituto del tratamiento médico ni tampoco una forma de diagnóstico, pero sí que sus beneficios pueden ser una medida complementaria ya que no tiene efectos secundarios.

Reiki en el parto

Reiki durante el parto ofrece enormes beneficios para la madre como para el bebé, ya que al relajar a la futura madre; su trabajo de parto será más corto, menos traumático y más placentero. Para el bebé; lo prepara para su llegada al mundo, aminorando el impacto de trauma inicial que el bebé tendrá al hacer contacto con el mundo externo.

Aligera la adaptación “exterior”, temperatura, humedad y descompresión paulatina del cuerpo y órganos internos del bebé; ya que al salir del útero de la madre, el bebé encuentra un espacio de mayor amplitud; el cuerpo poco a poco va tomando su lugar; dicho proceso lo facilita el Reiki, activando la fluidez de energía, moviendo armoniosamente las células y fluidos internos; activa la oxigenación facilitando la circulación sanguínea.

El nacimiento representa un estrés muy duro, que experimenta la madre debido a las dolorosas contracciones durante el trabajo de parto, y para el bebé que viene a enfrentar las condiciones diferentes de su existencia.

Las terapias de Reiki durante el parto ya están siendo usadas en muchos hospitales a nivel mundial en países como Estados Unidos, España, Reino Unido; en hospitales privados y públicos, pero en Argentina, Canadá y Alemania es parte de la seguridad social.

La nueva madre; al recibir Reiki después del parto, aligera la carga traumática física y dolor, reduciendo enormemente el estrés postparto que las lleva a rechazar la causa de éste; éste trastorno afecta a muchas mujeres en el mundo, y las inocentes víctimas son sus propios hijos. El Reiki viene a ser una bendición en estos casos; Reiki ofrece un remedio efectivo, indoloro y sencillo, sin complicaciones ni riesgos para el bebé o la mamá.

El Reiki durante el parto favorece la circulación de la sangre de la futura mamá, ayudando a que las contracciones sean más seguidas, y lograr así un trabajo de parto corto, y sin traumas.

Cuando se trata de bebés o de niños de corta edad las sesiones de Reiki se realizan de acuerdo con su capacidad para quedarse quietos mientras se les imponen las manos. Es mejor que estén dormidos, para que estén más relajados.  Con 20 minutos (por mucho), es mas que suficiente una terapia de Reiki para estos casos.

En el caso de los bebés notarán mucha mejoría los que sufran cólico del lactante, inicio de dentición, otitis, trastornos de sueño, etc. El Reiki en los bebés aporta relajación, permitiéndoles dormir tranquilos durante toda la noche, –la solicitud más frecuente de las mamás-, también muy útil en casos donde los bebés presentan fiebres o dolores producidos por golpes, raspones o heridas en proceso de sanación.

No existen contraindicaciones en Reiki

No existen contraindicaciones conocidas para la aplicación del Reiki, tanto en adultos, niños, bebés y mujeres embarazadas, lo que se debe seguir son las técnicas básicas para su correcta aplicación. El Reiki no es peligroso para la salud, ni para la vida, al contrario es una herramienta segura, que aporta muchos beneficios a la salud de las personas.

El Reiki se concentra en la energía vital del ser humano, en los bebés y niños pequeños se puede aplicar para aliviar una dolencia leve, pero incómoda. El Reiki jamás sustituye el tratamiento médico prescrito para alguna enfermedad en el infante, esta técnica es una herramienta complementaria, al tratamiento médico.

¿Más beneficios del Reiki en bebés?

La aplicación de la técnica Reiki es efectiva para calmar a los niños y bebés, que padecen de autismo, también el Reiki para niños hiperactivos un poco más crecidos, que presentan Déficit de Atención e Hiperactividad.

El Reiki para relajarse ha sido siempre la solicitud principal de algunas personas, es tan poderoso el Reiki, que los papás han confiado en él, el bienestar de sus hijos desde que son bebés.- Mediante la energía que podemos transmitir a través de nuestras manos, se puede conseguir, según sostienen algunas voces, que los más pequeños duerman mejor, se calmen, se consigue reducir su irritabilidad, o incluso que coman mejor.

Resumen de Beneficios:

  • Mediante el Reiki para niños y bebés podemos ayudarles a manejar el estrés, ya que contribuye a que se tranquilicen, aliviando ansiedades, miedos, dolores de cabeza, cólicos, dentición, otitis entre otros.
  • El Reiki jamás sustituye el tratamiento médico prescrito para alguna enfermedad en el bebé o niño de corta edad.
  • En la actualidad se emplea también para ayudar a niños autistas y también en el caso de niños que padecen el Trastorno por Déficit de Atención. Resulta positivo su uso en el caso de niños con dificultades para concentrarse. Contribuye a que los niños aprendan a conocer y manejar sus emociones, ayudándoles a conocerse a sí mismos. Les ayuda a comunicarse de forma más afectiva y también a desarrollar la empatía.
  • En el caso de los niños de menor edad se recomienda que las sesiones sean de corta duración de no más de 20 minutos, y en el caso de los bebés se recomienda aprovechar los tiempos en los que están dormidos para poder llevarlo a cabo.
  • No existe una edad específica para iniciar el reiki para niños, se puede aplicar incluso en mujeres embarazadas hacia el bebé, ya que no tienen contraindicaciones. No existen efectos secundarios; todo lo contrario.
  • El uso de Reiki ya es una realidad en los hospitales de varios países, sobre todo en los EE.UU. y en Reino Unido, aunque también se emplea en Argentina, Alemania y Canadá entre otros, ya que es un método de bajo coste que contribuye a mejorar el cuidado del paciente, sobretodo en las áreas de Oncología, Cirugía, Tratamiento del dolor, Alzheimer o VIH.

 

Comentarios

comments

About admin

%d bloggers like this: