Home » Artículos » ¿Qué son los septenios?

¿Qué son los septenios?

Un proverbio chino afirma que la vida humana tiene tres fases: veinte años para aprender, veinte para luchar y veinte para alcanzar la sabiduría. Goethe decía que la juventud es una época de idealismo; la adultez, de escepticismo, y la ancianidad, de misticismo.

Cada 7 años, tenemos que enfrentarnos a una crisis. Desde el nacimiento hasta los 42 años, pasamos por etapas que conforman el proceso de afirmación. Estas cinco etapas primeras, son las más importantes para la persona. Desde los 42 años en adelante, se convierte en un proceso de transformación.

¿Qué son los septenios de la vida humana?

Esta teoría sostiene que la vida humana presenta tres grandes fases importantes y en cada una de ellas se presentan diferentes cuestiones con sus propias características.

La antroposofía es la visión del mundo basada en la filosofía de Rudolf Steiner y sostiene que cada uno de las fases se puede dividir en períodos de 7 años. Se pone especial énfasis a los tres primeros septenios, es decir a los tres primeros períodos de 7 años ya que ellos corresponden a la etapa formativa. La primera tiene lugar desde el nacimiento hasta los 7 años, la segunda de los 7 a los 14 años y la tercera, del período formativo, entre los 14 y los 21.

Desde el punto de vista espiritual

El espíritu se une al cuerpo humano durante las etapas del embarazo, se va acoplando y fijando sutilmente día a día, semana tras semana durante éstos primeros 7 años de vida.   En dicha etapa (de los 0 a los 7 años) el niño o niña conserva una conexión espiritual muy fuerte, duermen mucho pues su conexión con otras dimensiones es muy elevada, sus facultades psíquicas están muy despiertas, el mundo espiritual no les es extraño ni ajeno; pueden ver, escuchar o percibir cosas que en otras etapas de edad no se perciben fácilmente, de allí los –supuestos– amigos imaginarios, platicas con otros seres o energías de la creación; incluso muchos niños en esas etapa aún traen consigo recuerdos muy vividos de vidas pasadas.

Después de los 7 años comienza un periodo natural de desconexión espiritual muy evidente pues el niño o niña ingresa a una etapa de mayor desenvolvimiento en la sociedad; están mas centrados en relacionarse con otros niños, asisten a la escuela y otras actividades que los sumergen en un nuevo modelo de aprendizaje grupal.

Aproximadamente a los 14 años se afianza otra etapa en donde la adolescencia marca el comienzo de la experimentación personal y de pareja; nacen conductas, personalidad y el alejamiento natural de los padres para experimentarse así mismos; en dicha etapa se producen conflictos por la búsqueda de la independencia, la famosa “rebeldía”.   

A los 21 años; nace otra etapa creativa en donde surgen preguntas sobre la misión de vida y planificación del futuro; cuando no hay respuestas prontas, pueden existir conflictos internos que llevan a la continua y reiterada experimentación.  En este septenio por lo general existe una desconexión total de la espiritualidad; usualmente el enfoque principal está en la experimentación de la vida diaria y así continúa aproximadamente hasta los 28 años; en donde inicia una etapa larga que dura aproximadamente hasta los 42 años.  Son 2 septenios juntos que comparten una fase de aprendizaje amplio en diversos campos útiles para el ser y su propósito en la misión en este planeta, como lo es la pareja, hijos, estudios, el trabajo; etc. Temas totalmente del plano físico.

El septenio de los 42 a los 49 años es una etapa de reflexión y continuidad; ajuste de personalidad que viene a analizar los miedos y situaciones ocurridas en las anteriores septenios de la vida; usualmente en esta etapa se afianza, regresa o se incrementa la búsqueda espiritual; es una etapa que prepara el terreno para el septenio de los 49 años a los 56 años; en donde se activa un proceso de cambio; la experiencia y corrección de errores de etapas anteriores permite que durante este periodo se madure y se afiance el ser. En este ciclo se re-descubre el amor en otro tipo de manifestaciones, pero si la persona está en conflicto y/o no logró corregir o sanar cosas del pasado, emocionalmente no estará estable; pueden manifestarse en esta etapa las enfermedades físicas de manera mas frecuente y prolongada.   Y así, siguen pasando estas etapas de madurez que siempre tendrán los extremos; la infelicidad o la seguridad y alegría.

A continuación detallamos mas cada etapa:

Septenios:

 

🌞PRIMERA ETAPA

Edad: 0 a 7 años
Conflicto: LA DISTANCIA. En esta etapa es normal que los chicos teman la ausencia o distancia . Lo que puede agrandar aún más este miedo, es la posible muerte de un familiar o una mascota. La separación de los padres también es un factor importante, que enquista el temor. Si uno no trabaja bien este miedo, puede quedar atrapado en el temor al abandono.
Actitud: PRESENCIA. Los padres tienen que mantener su presencia en esta etapa de la vida, tanto cualitativa como cuantitativamente. Es fundamental tanto la figura materna como la paterna.
Elemento: AGUA. Favorecer el contacto con el agua, es sanador en esta etapa de la vida. A través de ella, los niños canalizan mucha energía.
Nivel de conciencia EL YO. Los niños necesitan límites claros y precisos, de seguridad. “Las normas valen por sí mismas”. No hace falta darles explicaciones respecto a lo que se les dice, pero sí que sientan seguridad.
Sentido: GUSTO. En esta etapa es fundamental variar la alimentación. De esta forma ellos reconocen que no todo lo que les gusta es nutritivo. La variedad permite que aprendan a disfrutar todo.

🔆SEGUNDA ETAPA

Edad: 7 a 14 años
Conflicto: CERCANÍA. Miedo al otro, a que no me quiera, a que no le agrade.
Actitud: AUTONOMÍA. Ayudarlos a que enfrenten sus situaciones por ellos mismos, que tomen sus decisiones. Estar cerca y acompañarlos es misión de los padres. “La norma se apoya en un valor”. Hay que dar explicaciones de lo que se les dice. Fundamental que aprendan a saludar y agradecer, les otorga sentido de dignidad. Época de burlas entre niños. Sucede en la etapa escolar y en la familiar. Si en el núcleo íntimo la burla llega a la crueldad, los padres deben intervenir.
Elemento: FUEGO. Favorecer el acercamiento al fuego es sanador. Época de campamentos y fogones, muy importantes en esta edad.
Nivel de conciencia SOCIAL. Nace la espontánea solidaridad en los niños. Hay que favorecer el sentido solidario, ya que los ayuda a valorarse como personas y a entender al prójimo.
Sentido: VISTA. Hay que ayudarlos a ver la vida. Se pueden ver videos o películas junto a los niños y luego reflexionar juntos; qué interpretaron, cómo se sintieron, etc. Hacer filosofía de niños. Enseñar nombre de las estrellas. En esta etapa de la vida, la enseñanza de las constelaciones es algo que no se olvidan más.

🌞TERCERA ETAPA

Edad: 14 a 21 años
Conflicto: CAMBIO. En esta etapa comienza el proceso hormonal de todo adolescente. Es cuando se constituyen como personas, y necesitan tomar distancia de los padres.
Actitud: SEGURIDAD. Los padres tienen que poder decirle a su hijo “puedes contar conmigo”. No tienen que involucrarse en la vida de su hijo, mas bien tienen que lograr ser como faros, ser los referentes. Los chicos se nutren de su consistencia. Hay que dejar que hagan su proceso. Los hijos no quieren padres perfectos, pero si coherentes.”Ser como faros plantados en valores coherentes y consistentes”.
Elemento: AIRE. Hay que promover el contacto al aire libre, el espacio. Es sanador para los adolescentes que canalicen su energía a través de este elemento.
Nivel de conciencia: EXISTENCIAL. Ellos tienen que aprender una actitud crítica positiva de la vida. Es la etapa donde tienen que reflexionar por el significado de la vida, por el sentido de sus vidas.
Sentido: TACTO. Promover las manualidades, artesanías, el sentir las cosas y trabajar con las manos. Aprender un instrumento musical.

🌟CUARTA ETAPA

Edad: 21 A 28 años
Conflicto: CONTINUIDAD. Rutina. Todo compromiso genera sensación de pérdida de libertad para una persona
Actitud: CREATIVIDAD. Hay que hacer en forma extraordinaria las cosas ordinarias de la vida. “Mostrar ser creativo”. Es un valor que los hijos tienen que adquirir por el contagio de la actitud de los padres.
Elemento: TIERRA. Contacto con el parque, el jardín, la tierra. La naturaleza sigue su ritmo y no es rutinaria. La rutina no existe, son ciclos naturales.
Nivel de conciencia: TRANSPERSONAL. En esta etapa se tiene que cuestionar el sentido de la vida. Se empieza a descubrir la misión en la vida; para qué estoy, de donde vengo, hacia donde voy. Qué hago de mi vida y por qué.
Sentido: OLFATO. En esta etapa prima el sentido del olfato, para elegir el tipo de pareja que me va a acompañar durante mi vida, el trabajo, etc. Se busca desarrollar el sentido común.

🌞QUINTA ETAPA

Edad: 28 a 42 años (2 etapas juntas)
Conflicto: A PERDER. Perder lo que me gustaba hacer, mi deporte, el tiempo que tenía para mí, el trabajo, la seguridad material, la virilidad, la juventud, etc.
Actitud: NO HAY QUE TENER, HAY QUE SER. Es el momento de dedicar tiempo y energía a mi ser interior. “Crecimiento y afirmación interior”
Elemento: LUZ/SOL. Tiempo de tener claridad. La soledad es necesaria; no es aislamiento, es encontrarse con uno mismo.
Nivel de conciencia: UNIDAD. Conciencia comunitaria. No soy, somos. En esta etapa hay que lograr adoptar el agradecer y sonreír, como una actitud de vida. El que lo logra, en vez de deprimirse y quejarse, es el que aprendió a vivir.
Sentido: OÍDO. Escucharnos y escucharlo. Es tiempo para escuchar y aprender. Prestar atención a lo más sagrado de uno mismo. Saber estar a la escucha.
De los 42 años en adelante, los miedos se espejan con las edades anteriores correspondientes. Si realmente aprendí a vivir, entonces…

🌞SEXTA ETAPA

Edad: 42 a 49 años
Conflicto: CONTINUIDAD. Si trabajé mis miedos, a esta edad no temo a la rutina. Lo que deseo es aterrizar todo lo que he aprendido. La persona vive de recreo, siente muchas ganas de transmitir y dar. No se aburre, siempre encuentra la forma creativa de darse y comunicar. Busca estar en contacto con la tierra, en su jardín o regar sus plantas. Si no trabajó sus miedos, en vez de ”ser”, va a buscar “tener”. En vez de estar en contacto con la tierra, va a querer poseer cosas, poseer tierras. Esta edad es la última oportunidad que tengo para saber cuál es mi misión personal en la vida. El sentido es el olfato. La persona que superó su miedo, encuentra la sabiduría oculta en los aromas. Disfruta las esencias, prende sahumerios, etc.

🔆SÉPTIMA ETAPA

Edad: 49 a 56 años
Conflicto: CAMBIO. Si la persona no trabajó su interior, a esta edad va a buscar la seguridad afuera, en los otros o en los hijos. Vuelve la amistad, el reencuentro con los amigos, el sentir “puedes contar conmigo”. El nivel de conciencia es existencial. Si la persona no creció, va a adoptar una actitud crítica negativa ante la vida. Si creció interiormente, va a ser una persona positiva, que colabora y participa para que las cosas mejoren. El sentido es el tacto. Se vuelve a las actividades manuales, a re-descubrir el amor en la pareja.

OCTAVA ETAPA

Edad: 56 a 63 años
Conflicto: CERCANÍA. Si la persona no superó sus miedos, en esta etapa va a tener mucho temor al otro, al daño a ellos o a sus hijos. Pánico ante la inseguridad y el daño. Si no trabajó, ante el temor, se va a cerrar. En vez de autonomía, se encierra en su casa, no sale. El sentido es el fuego; se busca el compartir los asados, hacer fogatas. El nivel de conciencia es el social. Si creció como persona, quiere ser útil, escuchar, participar y tomar contacto con la realidad.

🔆NOVENA ETAPA

Edad: 63 a 70 años
Conflicto: ABANDONO. Si no trabajó sus miedos, la persona reclama presencia. Está mal ante la vida y quiere que le llenen la vida, entonces hace reclamos de presencia, tiempo, energía. Es egoísta y se enferma para llamar la atención. Hay que ponerle límite a estas personas. El elemento es el agua, y ayuda a disolver los miedos internos. El sentido es el gusto. Si aprendió a vivir, la persona come poco, pero come bien. Su alimento habla de su estado de conciencia.

🌞DÉCIMA ETAPA

Edad: 70 a 84 años
Conflicto: A PERDER. Si la persona trabajó sus miedos, sabe que la vida con la muerte no termina, es sólo un paso. No teme perder. Es un faro para los demás, le encanta el sol y abre todas las ventanas de su casa para que entre la luz. El nivel de conciencia es la unidad, y se preocupan por la unión y la familia. El sentido es el oído. La persona escucha el doble de lo que habla. Escucha con atención lo que tienes para decir y no te llena de palabras. En caso contrario, habla el doble de lo que escucha.

Comentarios

comments

About admin

%d bloggers like this: